martes, 15 de junio de 2010

La decisión

Podía responder "Azul...", y quedar como un poeta, al referirse al libro de Rubén Darío. Pero entonces la joven bien podría tomarlo como un mentiroso, o como una rata de biblioteca, o como un soñador sin perspectiva de futuro.

Podía responder "Verde" y quedar como un ecologista desaforado, casi como un hippie, al alabar el color de la naturaleza y de los campos. Claro que también podía ser malinterpretado al pensar en un verde industrial, de luces de neón, de plástico y de vida artificial.

Podía responder "Magenta" para no decir rosa y quedar directamente de homosexual, aunque claro, el magenta aparte de hacerle aparentar pedante era un color vetado para los hombres. Eso sí, tampoco podía ser descartado, ya que escoger esa opción significaba ir más allá del 89% de los que hubieran respondido a esa pregunta...

Podía responder "Amarillo", pero por alguna extraña razón, la mayoría de las chicas detestaba el amarillo, al considerarlo como un color demasiado chillón, sinestesia curiosa, ya que a él le parecía un color muy silencioso. El caso es que si ella era de éstas que nunca fueron populares en la escuela, entonces amarillo sería su perdición, pero claro, una chica tan guapa tenía muchas papeletas de haber sido popular...

Podía responder... Y pensó en más colores, pero mientras los pensaba, la chica lo tomó por inútil, y se fue a charlar con otro.



Experimento: Sugiere tu propia moraleja.

18 comentarios:

Un boli Vic sin capuchón dijo...

Yo hubiera escogido amarillo

Ripser dijo...

Moraleja, una chica que te pregunta eso lo que quiere es un polvo rápido.

Anónimo dijo...

Mi moraleja es que digas lo que verdaderamente piensas, que no digas cosas que no piensas sólo por conseguir que alguien te admire o te preste más atención. Se tú mismo y llegarás más lejos que los que no lo sean.

orel dijo...

la moraleja es que no pierdas el tiempo pensando en qué le parecerá a la otra persona tu respuesta a la hora de contestar a una pregunta. Tú eres tú y si a alguien no le gustas pues un pín.

Eli Lie dijo...

Yo creo que hay cosas que no hay que pensar tanto ni comerse la cabeza, porque esas oportunidades pueden irse, como la chica del texto.
La moraleja es que se aproveche lo que se tiene, y se diga lo que se piense. Sea lo que sea. Nunca se sabe luego...!

Anónimo dijo...

Todos sabemos que `lo desconocido´ es muy atrayente, pero no por ello tenemos que abandonar nuestras vidas.

Nume dijo...

Moraleja: No busques siempre la aprobación del otro, cuanto más lo pienses más pierdes.

_Greed_ dijo...

¡Gracias a todos los que hayan comentado!

Layne dijo...

Moralejas, ¡bah! ¡eso ya no se lleva!
Mejor compra mi libro "Como llevarte la rubia a la cama: guía para conseguir espontaneidad y originalidad en el arte de tirar los tejos" por sólo 20,95€, que podrás comprar a través del enlace que ponemos abajo de esta página.



Tono irónico off.

Layne dijo...

Por cierto, esto está muy animado ultimamente... ^^

Anónimo dijo...

"Si te piensas las cosas dos veces, las oportunidades desaparecen"

:3 Elfa caprichosa

Anónimo dijo...

Moraleja:

Tira un dado,seguro que sale magenta y sino,trúcalo.

Esquizombi dijo...

Hace apología de la destrucción del sol CLARAMENTE.

Solamente a oscuras la humanidad será libre, en ausencia de color xD

Enthäs de Lyonsbane dijo...

"Un daltónico lo tiene más fácil para ligar".

ElektroDuende dijo...

Esa tipa no merecía la pena.

Yo te habría preguntado "Y tú qué eres?Un ser,un ente,alguien que viene a charlar,o qué?"

:3

Yo diría azul...pero no azul cielo,ni turquesa...azul de ese (nunca averigué como se llamaba) que cuando buceas todo el mar lo ves de ese azul tan intenso...ESE AZUL.

Azul mi pelo,vaya.

Besos de pez.

Renée dijo...

SU-BLI-ME

Complejo de Úrsula dijo...

Magenta no, Rojo, es el color de la pasión. Y según sea más oscuro o más chillon, puede ser muy solemne y deprimente o un simbolo de vida latente.

Responde con sinceridad y sin pensarlo demasiado. En esta vida lo mejor siempre, la sinceridad descarada. Más vale tener cara que ser un mentiroso.

Besos,
Rocío.

rafarrojas dijo...

... está claro que lo que quiere es sexo... porque el amor que es ciego no andaría perdiendo el tiempo en colorines...

y ya puestos que le conteste con colores propios: "el de tus ojos, el de tu piel, el de tus labios, el de tu pelo..." Lo mismo cuela y puede ponérselo del de la bandera de Japón.

El amor para el que se lo trabaja