jueves, 3 de junio de 2010

Absurdismo

Ana, la nueva profesora de Arte Modernísimo y arte Más Allá del Pop-Art, era la profesora más amada por todos los alumnos de la fría escuela de arte, tan centrada en el éxito. Su integridad para con la asignatura que impartía era conocida incluso por los inspectores, que se alegraban de tener una profesora tan eficiente.

Ana tenía muy clara la siguiente directriz: Era imposible suspenderlos, ya que cualquier jurado podía contar cualquier cosa como una obra de arte de millones.

4 comentarios:

Esquizombi dijo...

Yo en mi paso por la escuela de arte también vivi el caso contrario, profesores que suspendían todo intento de figurativismo. No veas, eso sí es una patada en la boca al pensamiento común :)

Ripser dijo...

el arte vive!
en esquelas fotocopiadas hasta lo ilegible

rafarrojas dijo...

ha llegado a mis manos un documento curioso sobre el tema.
Ver http://rafarrojas-lanadaylafuga.blogspot.com/2010/06/estadisticas.html

: )

Complejo de Úrsula dijo...

MUY bueno xD
Y por desgracia para los que nos dedicamos al arte, muy cierto.
Besos,
Rocío