martes, 29 de marzo de 2011

Mes 7

Cada vez que veo una foto tuya, no sé si reír o llorar. Es una especie de punzada que atraviesa mi día y lo parte en dos; mañana, y dura y fría noche. Si te veo ahí, ¡enterradme sábanas! ¡Sopla, viento! Transportarme a un mundo en que ella y yo aún seamos felices juntos.

2 comentarios:

Nume dijo...

Aish, la nostalgia.

No☆Ha dijo...

que bellas palabras