domingo, 14 de noviembre de 2010

Caos

“Hoy la ciudad parece llevar dentro más fatalidad y caos que nunca. Y cómo pesa, cómo pesa el suministro, cómo pesa hoy. Pero recuerda, recuerda si escuchas pasos tras de ti, o murmullos o resuellos. Recuerda, arroja todo tras tus pasos, toma el transmisor, da la palabra clave y ¡corre! Corre, y cuando llegues, la puerta te esperará abierta, y un martillo y un par de brazos esperarán tras ella para terminar con la persecución”
E inmerso en estos pensamientos, atento a lo que pudiera llevar a sus espaldas, no pudo ver cómo un ser abominable le esperaba de frente tras la siguiente esquina.

3 comentarios:

Nume dijo...

El principio me recuerda a la segunda de Cazafantasmas xD
Pobre hombre D:

Ripser dijo...

No sabría decirte por qué, pero me resulta muy turbador

rafarrojas dijo...

Hay un cuento de Arthur C. Clarke que cuenta como un hombre que ha sufrido un accidente (del que se salva) tiene que volver andando en la noche lunar para alcanzar la ciudad.... y justo cuando está a punto de llegar, a la vuelta de la esquina, un monstruo.