lunes, 6 de diciembre de 2010

La matriz

Su pelo era blanco, y su rostro, demacrado y perruno. El ansia y el terror la habían vuelto así, y el esfuerzo por salir de su casa una vez más hacia que le temblaran las piernas. Pero debía despejar aquella incógnita, no podía vivir en la ignorancia, era necesario saber la respuesta a aquella pregunta, y para ello había tramado un plan durante meses.

Primero, esperaría a que él estuviera en casa. Luego, él pondría la música. Siempre la ponía demasiado alta al principio, pero luego se suavizaba hasta hacerse inaudible, y finalmente, se apagaba. Observar y escuchar eso le había llevado horas de sufrimiento durante meses, pero era necesario, pues no había que correr ningún tipo de riesgos. Y finalmente, la última parte del plan, llamar a su puerta.

La espera se hizo larga. Un auténtico calvario, sus piernas no podían más... hasta que por fin, él abrió la puerta. Se la encontró a ella, balbuceante, y la esbelta figura de él se agachó para poder oír lo que decía ella:

- Pe... Pe... Perdona, ¿hoy es miércoles o jueves?
- Jueves.
- Ah, menos mal.

La puerta se volvió a cerrar de golpe, y ella quedó a oscuras.

- Encarnita... ¿hoy es martes, o miércoles?

4 comentarios:

Nume dijo...

qué locura

Manuel Calavera dijo...

Sic.

_Greed_ dijo...

Por cierto, se me olvidó decir:

"Basado en hechos reales"

Ripser dijo...

Esta tarde le he dedicado (indirectamente) una canción :D

La letra va de un señor al que le acosa she, de "pallid pupils and white hair" y, por muchos candados que le ponga a la puerta, siente todas las noches detrás de sí en la oscuridad sus "trembling hands" y "loud breathing". A ver si os la enseño xD